martes, 8 de enero de 2013

LAS NAVAJAS PARACAIDISTAS

Primer modelo.

Los miembros de la antigua Bandera de Paracaidistas del Aire y del posterior 1er Escuadrón de Paracaidistas usaron como navaja de salto dos tipos de navajas. Hay que recordar que los primeros años en la Bandera fueron muy pobres en este sentido, no había equipo paracaidista propiamente dicho, y el que había era prácticamente el del soldado de Aviación. Las primeras navajas de salto que usaron los miembros de la Bandera fueron compradas a nivel particular por ellos mismos, el que se lo podía pagar, lógicamente, porque de dotación no había nada. En las memorias e informes que anualmente se redactaban en la Bandera y que posteriormente se enviaban al Estado Mayor del Aire se hacia hincapié precisamente en la falta de material adecuado a los usos de los paracaidistas. Entre ellos se hablaba de que se debería de tener a disposición de todos los paracaidistas una navaja concreta para uso en caso de necesidad. Pero no hubo distribución de ningún tipo de navaja en los primeros tiempos.
Por lo tanto y tirando de imaginación, se ideo una navaja para su uso en las tropas paracaidistas del aire. Tras ponerse de acuerdo en las varias reuniones de comisiones de equipo que solían realizarse en la Bandera, presididas por el Teniente Coronel Mariano Gómez Muñoz, a alguien se le ocurrió que se podían usar unas navajas que los agricultores y vendimiadores solían utilizar en sus labores de campo. Hay una navaja llamada “Serpeta” de hoja curva que sirve para cortar pequeñas ramas, hojas, tallos, vendimiar, etc., así como para cortar cuerdas, o cordeles. Esto último fue lo que motivó que esta pequeña navaja de hoja curva fuera la elegida entre varios modelos para precisamente cortar los cordeles del paracaídas. Tenia un manejo muy sencillo, era pequeña, se podía acoplar a la muñeca, no estorba en los movimientos precisos que realiza un paracaidista en el salto… La navaja era fabricada por artesanos del gremio, algunos muy conocidos en Badajoz o en Palma de Mallorca, y por supuesto en Albacete.


Navaja que perteneciera al veterano paracaidista don Luis Olivares Periu del 49º curso, 2ª Compañía de Cazadores Paracaidistas, 1er Escuadrón de Paracaidistas del Aire

En esta fotografía vemos la navaja cerrada, tiene unas medidas de entre 10 y 11 cm de largo el mango de madera, 7 cm la hoja hasta su curvatura por 2 cm de ancho. Esta navaja esta fabricada por Payá en Ibi, Alicante. Todas llevan un cordel y una goma elástica. Cuando la navaja se les entregaba a los paracaidistas no llevaba el cordel. La historia de estos cordeles y gomas elásticas me la han contado distintos veteranos. Como se debía de usar en el salto si los cordeles del paracaídas se enredaban o cuando el paracaidista había llegado a tierra y estos cordeles se enredaban en si mismos o sobre tu cuerpo, se usaba la navaja para cortar dichos cordeles y poder liberarte, por eso la forma de la hoja es curva. Esta navaja concretamente ayudo a que hoy un veterano paracaidista, barcelonés, buen amigo mío siga siéndolo, y que su dueño, otro veterano paracaidista, también barcelonés, la usara precisamente para lo que fue creada, cortar los cordeles del paracaídas que un lejano año de 1960 y durante un salto de exhibición en Barcelona, se enredaran esos cordeles sobre el cuerpo del paracaidista, su amigo y compañero, viendo la situación comprometida, corto esos cordeles con esta navaja, ayudando a que su amigo y compañero pudiera salir por su propio pie del accidente. No hay satisfacción en mi más grande que el poder contar con esta navaja, y con el afecto de los dos veteranos paracaidistas.


Navaja que perteneció al veterano paracaidista don Enrique del Pino, del 67º curso, 2ª Compañía de Cazadores Paracaidistas del 1er Escuadrón de Paracaidistas del Aire.

Como se ve por las fotografías estas navajas, una vez que se entregaban al cazador paracaidista, “vivían” con el su servicio militar, y cuando terminaba este, solían quedárselas de recuerdo. De ahí que la mayoría de ellas sean personalizadas, con el  nombre del propietario, el curso, el nombre de la novia y lo que muchos le hacían eran marcas de los saltos realizados, esta de don Enrique lleva en su mango los veintidós saltos realizados  por el desde que le fuera entregada.
En cuanto a los elásticos de color rojo y el cordel, según los veteranos con los que he hablado: “se hacían en la Escuela, había un individuo que se dedicaba a hacerlos, a cambio de unas perras o incluso de algún bocadillo”…, clientela nunca le faltaba desde luego…


Fotografía de un maniquí con el traje de salto usado en la década de los años 50-60 que se encuentra en el Museo de la Brigada Paracaidista, se aprecia como se lleva sobre la muñeca la navaja serpeta, con el elástico y el cordel de seguridad.



En esta fotografía podemos ver la navaja colocada en la muñeca del paracaidista que sube al avión, ampliación de la derecha. El paracaidista es dos Luis Olivares Periu. (Archivo Carlos Bourdon).

Segundo modelo

No he podido encontrar nada que me oriente sobre la nueva navaja que se empezó a usar. Por las fotografías de mi archivo y por los comentarios que los veteranos me han contado, la nueva navaja debió de aparecer entre los cursos 49º y 53º, aunque no he podido, como digo, confirmarlo mediante alguna orden o nota escrita, por lo tanto este dato  queda de momento abierto. Y digo que a partir del curso 49º por que dicho curso lo realizo don Luis Olivares Periu y usó los dos modelos de navajas.
La nueva navaja ya estaba mas elaborada, se parecía más a las navajas o cuchillos que las unidades paracaidistas de Europa y USA, usaban en los años 50-60. Esta nueva navaja paracaidista incorporaba unos cuantos accesorios nuevos, convirtiéndose en una herramienta de uso cotidiano para los cazadores paracaidistas. Como vemos por las fotografías tenía hasta 6 herramientas u hojas para usar en distintos cometidos. Seguían con su hoja curva para corta los cordeles, pero ahora con dientes de sierra, se le añadió una hoja mas larga con dientes de sierra para precisamente ser usada como sierra, ya que la antigua navaja no podía corta ramas, pero esta si, una pequeña hoja para hacer cortes, un punzón, una hoja para abrir latas y que fue muy apreciada por los paracaidistas en maniobras, y una hoja pequeña que se podía usar para múltiples cosas, por ejemplo como destornillador. Hablando con el antiguo jefe de la 1ª Bandera de Paracaidistas me comentaba que “se recibieron unas navajas nuevas que se fabricaron en una empresa de Toledo y a los chicos les hizo mucha ilusión, podían cortar incluso los bloques de explosivo con ella, ¡tenia hasta una sierra…¡”. Esta navaja por lo que he podio averiguar se fabrico efectivamente en la Fabrica Nacional de Armas de Toledo, incorporaba las iniciales FNT en la hoja, hoy seria lo que la gente conoce como navaja multiusos, las celebres navajas suizas que llevan de todo. No se hasta cuando estuvieron en uso en el Escuadrón de Paracaidistas, pero seguro que no llegaron a usarse en la recién creada Escuadrilla de Zapadores en 1965.


Fotografía realizada por mí en el Museo del Aire de Cuatro Vientos, hay una sala donde se exponen diversos equipos del antiguo 1er Escuadrón de Paracaidistas, entre ellos esta la navaja de salto, el segundo modelo, pero sin la funda de cuero.

Como se puede apreciar por las fotografías la navaja tenia seis hojas para distintos usos, contando desde la hoja curva a la derecha que servia para cortar los cordeles del paracaídas, el punzón, el destornillador (aunque no fuera ese su uso), una pequeña hoja para cortar, el abrelatas (que no aparece porque no esta sacado del mango de la navaja pero se aprecia) y la ultima que seria la hoja de dientes de sierra.


    Fotografía de la navaja paracaidista con la funda de cuero para su transporte en el antebrazo.


         Fotografía de la navaja ya colocada en su funda y lista para ser colocada en el antebrazo.

En estas fotografías podemos ver como se coloca la navaja dentro de la funda de cuero. La hoja curva va abierta, siendo esta introducida en la funda, a su vez, la funda lleva dos correas de lona con una hebilla para su ajuste al antebrazo. El paracaidista saltaría y llevaría la navaja colocada en su antebrazo, lista para ser usada en caso de necesidad, aunque no se ve porque le falta, la navaja llevaría atado un cordel o cordón desde la anilla metálica que hay en el mango de la navaja hasta la funda de cuero, para en caso de que se usara y cayera accidentalmente de la mano, esta quedara colgada y se pudiera recuperar.


Fotografía del veterano paracaidista cabo 2º don Luis Olivares Periu, en ella se puede apreciar como todos los cabos del Escuadrón de Paracaidistas que aparecen en el grupo llevan en su antebrazo la navaja de salto. (Archivo Carlos Bourdon).


Fotografía del cabo 2º don Luis Olivares Periu subiendo por la escalerilla del DC-3 del cual saltara junto a sus compañeros, se aprecia la navaja de salto en el antebrazo izquierdo. (Archivo Carlos Bourdon)


                                Ampliación de la fotografía anterior (Archivo Carlos Bourdon).

En esta fotografía  ampliada podemos ver varios detalles interesantes de la uniformidad y del equipo de salto. Debajo del galón de cabo 2º observamos la navaja colocada en su posición correcta, boca abajo, se puede ver perfectamente el cordel que lleva atado a la anilla metálica de la navaja para su seguridad en caso de caer accidentalmente. También podemos observa el cuchillo machete colocado en el muslo. Y las correas de los distintos paracaídas, espalda y pecho.

Fuentes: entrevistas con distintos veteranos paracaidistas del antiguo Escuadrón de paracaidistas del aire. Fotografías archivo Carlos Bourdon, primer modelo de navaja colección Carlos Bourdon.

5 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho la entrada , tengo una navaja serpeta salio en una colección de kiosco y me gusto y me compre solo esa sin saber que fue usada por los paracas ( seria el instinto lo que me guió jejje)
    y sobre la segunda la conocía pero siempre me he preguntando ¿ porque una navaja para llevarla abierta en una funda ?¿ no seria mas sencillo llevar un cuchillo ?
    un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Serterco, esa pregunta también me la hago yo, pero de momento no tengo respuesta, pero prometo si se algo decirlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tenia la primitiva para nosotros era muy efectiva en caso de un enrredo de los cordones cortar, pero era muy facil extraerla en caso de emergencia y no tenias problemas de que la perdieras en esoo momentos dificiles por ir trabada en una liga de goma y cordon hecho en muchos casos por nosotros de cordon de paracaidas

      Eliminar
  3. EN EL AÑO 1953 TENIA YO 13 AÑOS ,EN EL PUEBLO DE alcantarilla ,hicimos unas cuantas navajas para los paracaidistas las hojas eran forjadas y templadas y su filo era garantizado ,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Sr. Abenza, y ¿esa información habría alguna forma de ampliarla?, estaría interesado para ampliar información. Gracias

      Eliminar