sábado, 20 de enero de 2018

ÁGUILAS Y GARRAS.

Libro escrito por el entonces Comandante de Infantería Ramón Franco Bahamonde, en aquella fecha jefe de la base aérea de Los Alcázares, con los recuerdos y actos del fallido vuelo a Nueva York en 1929. Este vuelo se inició, despegando desde Los Alcázares, el 21 de junio de 1929, en dirección a Nueva York para intentar batir el record de distancia en hidroavión. Un fuerte viento le desvió de la ruta hacia Las Azores y obligó a amerizar en el Atlántico por falta de gasolina. Fueron dados por desaparecidos hasta que, el día 29, fueron avistados y rescatados por el buque inglés “Eagle”. En España fueron recibidos entusiásticamente. La tripulación de este vuelo estaba constituida por el Comandante Franco, Capitan Eduardo Gonzalez Gallarza, Capitan Julio Ruiz de Alda y el Sargento mecánico Pablo Rada, pero tras la enfermedad de este, fue sustituido por el Sargento mecánico Modesto Madariaga Almendros.


                            Portada del libro del Comandante Franco. (Colección del autor).

Editado por la Compañía Iberoamericana de Publicaciones. Madrid, 1929. Tiene 229 páginas, mide 18,5 por 12,5 centímetros. En él hay dos planos en blanco y negro desplegables explicativos de los lugares donde el Dornier 16, obligado por las corrientes de viento, tuvo que acuatizar, y el recorrido en vuelo de dicho aparato. 

Fuente: elaboración propia, libro archivo del autor. 

jueves, 11 de enero de 2018

PROFESOR DEL CENTRO SUPERIOR DE ESTUDIOS DE LA DEFENSA NACIONAL (CESEDEN).

Uno de los varios distintivos que no son oficiales, o extra oficiales como yo digo, pues no han sido oficialmente publicados en alguno de los boletines tanto del antiguo Ministerio del Aire o del Ejército, como en el actual Boletín Oficial de Defensa (B.O.D.). Hablo del distintivo de profesor del antiguo CESEDEN, que hoy sigue existiendo pero con otro modelo.


Distintivo de profesor del Centro Superior de Estudios de la Defensa nacional (CESEDEN). Primer modelo usado. (Colección Carlos Bourdon).


El que fuera director del CESEDEN, el Teniente General del Ejército del Aire don Andrés Asensi Álvarez-Arenas en 1976 durante uno de los numerosos actos que se desarrollan en el Centro de Estudios. Lleva encima del título de piloto militar y observador el distintivo de profesor del  centro docente. (Fotografía Archivo CESEDEN).


Ampliación de la fotografía anterior para poder apreciar un poco mejor el distintivo, vemos el título de piloto militar y de observador y encima de este el de profesor del centro. A su vez encima de los rombos de Teniente General la estrella de cinco puntas de Diplomado en Estado Mayor.

Este distintivo de profesor, que como se aprecia en la fotografía es el mismo modelo de distintivo de profesor, diseño clásico de los distintivos de función del profesorado militar, lazo de seda con los colores nacionales, de este salen dos colgante de seda de color gris rematados estos por flecos con hilillos de oro. En el centro del lazo, el emblema del CESEDEN, con el escudo de España y letras en abreviatura del centro.

Como digo no ha aparecido el diseño ni las características ni ninguna otra especificación de dicho distintivo en alguno de los boletines oficiales tanto del Ejército del Aire como del Ejército de Tierra, pues este distintivo de profesor es común en las Fuerzas Armadas a cualquiera de sus miembros. Tampoco en el Boletín Oficial del Ministerio de Defensa.

 Hasta aquí lo que he conseguido averiguar. Sin embargo, si repasamos la orden de Presidencia de Gobierno del 21 de abril de 1966 creando el distintivo de permanencia en el CESEDEN, en su artículo 2º dice lo siguiente: “asimismo los demás que desempeñen funciones docentes lo superpondrán a la escarapela y lazo que determina la Orden del Ministerio del Ejército de 5 de enero de 1940, y constituirá el distintivo de profesorado del centro”. Quizás con esta descripción se diera por bueno el distintivo de profesor del CESEDEN, en lugar de aparecer en una orden escrita como el resto de distintivos. No hay dibujo como el de permanencia en el centro. Algo extraño si resulta.

Este distintivo ya está en desuso y se ha llevado durante muchos años en los uniformes sin estar reglamentado. Pero es que el actual sigue el mismo camino, pero de ese ya hablaré en otro momento.

Fuentes: elaboración propia.

viernes, 5 de enero de 2018

ALA DE CAZA Nº 3. Y ALA Nº 3


                             Emblema esmaltado del Ala  nº3 (Colección José Ramón Pardo).

Esta Ala de Caza heredó del antiguo Grupo 33 su material aéreo. La creación de la Ala de Caza nº 3 tiene fecha de 19 de septiembre de 1956 (BOA nº 110 de 20 de septiembre de 1956), con la nueva organización de las Fuerzas Aéreas. El Ala se instala en la Base Aérea de Villanubla, Valladolid, siendo disuelto el 33 Grupo de Fuerzas Aéreas. Todo su personal, Jefes, Oficiales, Suboficiales y especialistas pasan a la nueva unidad, menos los que solicitaran destino nuevo. En aquella época el Ministro del Aire era el General González Gallarza. Posteriormente el Ala de Caza nº 3 pasó a depender orgánicamente del Mando de la Defensa Aérea el 5 de abril de 1958. Esta unidad estaba dotada de aeronaves T-6D, (E-16 en el lenguaje del E.A.), y T-33 (E-15). Esta unidad fue disuelta el día 15 de noviembre de 1958 (BOA nº 138, de fecha 18 de noviembre de 1958), su personal queda reducido al funcionamiento de la Base Aérea de Villanubla y del Escuadrón nº 33, el resto de personal pasa a otras unidades según sus preferencias. El Ala de Caza dejó de pertenecer al Mando de la Defensa Aérea con su supresión.

El 28 de julio de 1959 recupera la denominación de Ala nº 3, deja de ser un ala de caza y dejaba de depender del Mando de la Defensa Aérea. Tras la reorganización del Ejército del Aire se crean las aviaciones táctica y de transporte, (1952) y el Ala nº 3 pasa a depender de la aviación táctica. No he podido averiguar la fecha de disolución de este Ala, pero con el paso del tiempo cambia de denominación a Ala nº 43 y posteriormente 203º Escuadrón.

El emblema.
En cuanto al emblema originalmente contaba con la silueta de un T-6 que era disparado con un arco en sustitución de la flecha, y su correspondiente lema: “Con buena estrella no importa dónde”. Sobre un fondo vino burdeos y escudo español. Este emblema fue cambiado cuando los T-6 dejaron de ser usados en la unidad y fueron sustituidos por los T-33, a su vez, el emblema de la unidad cambió también, y pasó a convertirse en un escudo, partido, a su izquierda un campo de oro con estrella de cinco brazos en azur en su parte superior, a su derecha las llamas en gules del escudo de Valladolid. Sobre este escudo un arco en oro y la silueta de un reactor en blanco. Este emblema fue creado en esmalte para ser usado en el uniforme.

El uniforme.
He realizado una recreación del uniforme en base a la fotografía que he usado para realizar este artículo. El uniforme es el M-46, compuesto de guerrera, pantalón y gorra de plato en azul aviación. Camisa gris y corbata y zapatos de color negro.



Arriba, vista frontal del uniforme, como se ve lleva el título de piloto militar, y en el bolsillo superior derecho, sobre la tabla, el emblema de la unidad. Debajo, vista lateral del uniforme. (Colección del autor).


Detalle del título de piloto militar y del emblema de unidad en el bolsillo derecho superior, sobre la tabla central, tal y como se llevaban colocados los emblemas de unidad. (Colección del autor).


Fotografía del Teniente Jesús Montesinos Sánchez-Real, cuando estuvo destinado en el Ala nº 3 en la que me he basado para realizar este trabajo, como se aprecia en la foto leva el emblema de la unidad incorrectamente colocado en la tapa del bolsillo superior derecho, cuando debería llevarlo en la tabla central tal y como lo he recreado. (Fotografía Montesinos Sánchez-Real).

Fuentes: elaboración propia, archivo del autor, uniforme colección del autor, emblema José Ramón Pardo Onrubia, pagina de Pilotos de Complemento de España en Facebook

martes, 26 de diciembre de 2017

17º PROMOCIÓN F.P. ESCUELA DE TRANSMISIONES DE CUATRO VIENTOS.

Esta promoción comenzó su andadura en 1982 y terminó en 1984 su formación en la Escuela de Transmisiones del Aire. Para conocer algo más de esta promoción me pongo en contacto con Francisco Javier Palomo Garcia, un veterano de dicha promoción el cual amablemente me facilita una serie de datos.

“Estuve como el resto de promociones de Formación Profesional cursando dos años en La Escuela de Transmisiones. Allí hacíamos lo que era la antigua F.P. pero mucho más completa que en la vida civil, pues aparte de los estudios estaba la formación militar. Teníamos muy buen material didáctico, buenos equipos de entrenamiento y muy buen cuadro de profesorado. A los 5 años salías de sargento siguiendo un normal proceso de prácticas en destino (dos años, primero de cabo y segundo año en destino de cabo 1°), en el cuarto año volvías a la Escuela y de Cabo 1° hacías el curso de ascenso a sargento obteniendo el despacho al cumplir 5 años de servicio... En 1981 esto cambió y se redujo el número de plazas para acceso a sargento, y además debíamos de opositar con los civiles para las plazas que se convocaban vía Boletín Oficial del Aire para especialistas, añadiendo un año más a la formación, pasando de cinco a seis (los dos años de F.P., un año de especialista, un año de cabo en destino, y otro año más de cabo 1º en destino también, más el ultimo año como cabo 1º de alumno para realizar el ascenso a sargento en prácticas de nuevo en la Escuela de Cuatro Vientos). Estuve 8 años en el Ejército del Aire. Le dediqué a ello los mejores años de mi vida, como mis compañeros. Algunos siguen en activo en el E.A. y prácticamente todos seguimos manteniendo contacto a través de internet o en las reuniones  que se organizan una vez al año. Hace un par de meses se volvieron a reunir por segunda vez en la Escuela de Transmisiones, hoy llamada EMACOT, yo no puede asistir, pero todos mantenemos el mismo espíritu de unidad y presencia, mantenemos ese espíritu de compañerismo, no sé muy bien cómo explicarlo, esa unidad, esa camaradería que después de tanto tiempo no hemos perdido”.


                                            17º promoción de especialistas en transmisiones.

En cuanto al emblema o mascota de promoción está fabricada en metal con un imperdible trasero para su sujeción al uniforme. Representa a un águila cual ave Fénix resucita de entre las llamas, y tras ella se aprecian las alas del emblema del Ejército del Aire y dos orbitas en elíptica, símbolo tradicional de las transmisiones, finalmente el emblema timbrado con la corona real española. En las llamas se ven las iniciales F.P. y el número de la promoción, el 17, la fecha de estudios de dicha promoción, 1982-1984, así como la leyenda en latín “Post Nubila Phoenix”, que viene a decir aproximadamente que “después de las nubes sale el sol”.  


               Fotografía de una parte de la 17º promoción (Archivo Palomo Garcia).

Fuentes: elaboración propia, agradezco la colaboración de Fco Javier Palomo Garcia, veterano de la 17º promoción. Y de Luis Diez Balari con el latín. 

lunes, 18 de diciembre de 2017

EXPOSICIÓN LA CONQUISTA DEL AIRE, 1909-1911, CUARTEL DEL CONDE DUQUE, MADRID.

La conquista del aire 1909-1911, los inicios de la aeronáutica en España, es una exposición organizada por la Fundación ENAIRE y el Centro Cultural Conde Duque de Madrid rescata del olvido los orígenes de la aviación en nuestro país, concretamente los primeros vuelos realizados en Madrid. Unos hechos históricos acontecidos hace poco más de un siglo, pero poco conocidos por el público general. Además de rendir un merecido homenaje a aquellos predecesores que buscaron la forma de que el ser humano se desplazara por el aire, esta muestra pretende acercar al público aquella sociedad de principios del siglo XX que contempló por primera vez el milagro de volar.

Un total de 162 piezas, de diferente tipología (fotografías, videos, documentos, maquetas de aviones, materiales tecnológicos, piezas textiles de época, etc.),  componen esta muestra en la que han colaborado 20 instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales, además de siete coleccionistas particulares. Esta exposición además de contar con organismos oficiales, ha contado con coleccionistas e historiadores de la aviación española.

Fue inaugurada por SM el Rey don Juan Carlos, que estuvo en todo momento acompañado del presidente de la Fundación ENAIRE Julio Gómez-Pomar y Secretario de Estado de Infraestructura, Transporte y Vivienda, y por el comisario de la exposición Ángel Sánchez Serrano, experto en historia aeronáutica y autor del libro “Los inicios de la aviación española, 1909-1911”.


La exposición se encuentra en el centro cultural de Madrid Conde-Duque, abierta al público desde el 13 de diciembre de 2017 al 4 de marzo de 2018, sala 1, de martes a sábado de 10.00 a 14.00 hrs y de 17.30 a 21.00 hrs. Domingos y festivos de 10.30 a 14.00 hrs. Entrada gratuita. Las fotografías que acompañan este trabajo han sido realizadas con mi teléfono móvil, de ahí la no muy buena calidad de las fotos. En la exposición permiten hacer fotografías. 


Su Majestad el Rey Don Juan Carlos durante su recorrido por la exposición, junto al secretario de Estado de Infraestructura, Transporte y Vivienda y presidente de la Fundación ENAIRE, Julio Gómez-Pomar y el comisario de la exposición, Ángel Sánchez. Vitrina de uniformes de la aeronáutica militar española. (Fotografía de la web casa real).


Patio central del centro cultural Conde-Duque en un bello anochecer (Fotografía del autor).


En la entrada al viejo cuartel reutilizado como centro cultural nos encontramos este bello trabajo de decoración con varias dependencias, el cuarto de banderas, cuerpo de guardia, cuerpo de guardia de tropa. (Fotografía del autor).


Diversas maquetas de aeroplanos a diversas escalas acompañan la muestra, esta concretamente de un Maurice Farman Mk7 del Museo de Aeronáutica y Astronáutica de Cuatro Vientos. (Fotografía del autor).


Otro “artefacto” este a escala 1/1 nos muestra los inicios de la aviación en Madrid. (Fotografía del autor).


Los primeros “cascos de vuelo” usados por los aviadores de primera época. Colección Santiago Guillén. (Fotografía del autor).


Cascos de vuelo y abrigo de cuero usados por los primeros aviadores que pilotaban los aeroplanos. Colección Santiago Guillén y Museo de Aeronáutica y Astronáutica. (Fotografía del autor).  


Vista de la vitrina con diversos uniformes de la Aerostación militar española así como de los  primeros uniformes usados por los pilotos de aeroplano. Colección Santiago Guillén (fotografía del autor).


Detalle de los varios uniformes y prendas de cabeza usado en los primeros años del siglo XX, inicios de la aerostación militar y de la aviación militar. Colección Santiago Guillén. (Fotografía del autor).


Brújula del hidroavión Macchi M-18 usada por los pilotos Ángel Orte Abad y Jorge Parera en su vuelta aérea a España en 1923. Colección de la Asociación de los aviadores de la República (ADAR) agrupación catalana, norte y balear. (Fotografía del autor).


Abrigo de cuero forrado interiormente usado por S.A.R. el Infante de Orleans en sus primeros vuelos. Colección Fundación Infante de Orleans de Cuatro Vientos.(Fotografía del autor).


Gorro de vuelo junto a unos guantes y gafas con su caja original usados en los primeros vuelos. Colección Santiago Guillén. (Fotografía del autor).


En la muestra se pueden ver varias hélices de madera, como estas dos. La de la izquierda, fabricada por Pierre Levasseur en Paris en 1918, para un caza Nieuport NI-29 con motor Hispano Suiza de 300 cv usado por la aviación española en los años veinte del siglo pasado. La de la derecha, fabricada por la casa De Havilland Aircraft Company en el Reino Unido en 1932, usado por la avioneta CASA III diseñado por Construcciones Aeronáuticas, S.A. Colección particular. (Fotografía del autor).

Es sin duda una exposición que hacía falta, y sin duda es la primera de una serie de exposiciones que deberían de realizarse sobre la aeronáutica y la aviación militar en Madrid.

Fuentes: elaboración propia, fotografías realizadas por el autor en la exposición, pagina web de la casa real www.casareal.es con la reseña de la visita de SM el Rey don Juan Carlos, pagina web del centro expositor www.condeduquemadrid.es

sábado, 16 de diciembre de 2017

DISTINTIVO DEL CENTRO SUPERIOR DE ESTUDIOS DE LA DEFENSA NACIONAL.

Este distintivo se crea por una orden de Presidencia de Gobierno de 21 de abril de 1966, pero cuando se comenzó a usar sobre el uniforme se dieron cuenta que el distintivo era más grande de lo habitual, ya que tenía una medidas de 30 x 40 centímetros, por eso en 1969, orden del 23 de junio, se dicta una nueva orden modificando las medidas de dicho distintivo, pasando a tener 24 x 34 centímetros. Siguen en vigor las mismas normativas, derecho a su uso todos los Generales, Jefes, Oficiales y Suboficiales de los tres Ejércitos destinados en plantilla en el CESEDEN, y será colocado por encima del bolsillo superior derecho del uniforme. Está fabricado en latón de color gris acero, con bordura en oro y letras CESEDEN en azul. El escudo nacional de forma abreviada en relieve.



Arriba, el distintivo creado en 1969, de un tamaño más pequeño. Debajo, la parte trasera con aguja para sujetar en el uniforme. (Colección Carlos Bourdon).


Una de las muchas ocasiones en la que SM don Juan Carlos acudia al edificio del CESEDEN. Vemos a su izquierda a un comandante del Ejército de Tierra con el distintivo en el pecho, junto al distintivo de topografía. (Archivo CESEDEN).

Actualmente este distintivo está en desuso.

Fuentes: elaboración propia, distintivo colección del autor. 

sábado, 9 de diciembre de 2017

NUESTRA SEÑORA DE LORETO, PATRONA DE AVIACIÓN.

Un año más el Ejército del Aire celebra su devoción a la Virgen, a Nuestra Señora de Loreto, que fue declarada Patrona y protectora de los “aviadores”, como se decía antes.

Un 10 de diciembre fue elegido el día para dedicarlo a su patrona, y un año más, deseo a los “aviadores” que se acojan a ella, para que vele por todos los miembros del Ejército del Aire.


A Nuestra Señora de Loreto le pedimos por España y por sus “aviadores”, a ella la rogamos, y a ella nos encomendamos.


Bodegón dedicado a la Virgen de Loreto, una imagen de ella, una gorra de plato, junto a una Cruz del Mérito Aeronáutico así como una medalla de Loreto, y una vela encendida, todo ello con la bandera de España. (Colección Carlos Bourdon).

Fuente: elaboración propia, colección del autor.