lunes, 1 de marzo de 2021

OFICIAL DE COMPLEMENTO DEL EJÉRCITO DEL AIRE

     Conseguí una fotografía en cartulina de un oficial del Ejército del Aire de la escala de complemento, pues así lo identifican sus rombos. Ésta fotografía la tengo en mi archivo desde hace muchos años y aun no he conseguido identificar al oficial que en ella aparece. Claramente se puede observar a un oficial de vuelo que participó en la Guerra Civil por sus condecoraciones. En base a los elementos que aparecen en dicha foto, he montado éste bodegón con sus emblemas y condecoraciones.


Fotografía en la que se aprecian los rombos de las solapas de la guerrera, el título de piloto militar y el pasador de diario con sus condecoraciones. (Archivo Carlos Bourdon).



Arriba, rombo del Arma de Aviación M-41 con la letra “C” de los pilotos de complemento. (Colección Carlos Bourdon). Debajo, título de piloto militar M-41 en metal y esmalte, fabricado por el conocido Luis Rokiski, con el escudo nacional o águila de San Juan en su centro. (Colección Carlos Bourdon).


Bodegón compuesto de uniforme, emblemas, pasador de diario y fotografía tal y como aparecen en la fotografía original. El pasador está compuesto de: Cruz del Merito Militar distintivo rojo, Cruz de Guerra italiana, Cruz de Guerra, en la fila superior. Medalla de la Campaña, Orden del Águila alemana y Cruz del Merito Militar distintivo rojo, en la fila inferior. (Colección Carlos Bourdon).

Espero lograr identificar al Oficial algún día.

Fuentes:

Elaboración propia, material perteneciente a la colección del autor. 

lunes, 22 de febrero de 2021

PASODOBLE DE “MADRID A MANILA”.

 Dos curiosas piezas relacionadas con la historia de la aviación militar española nos ocupa en este artículo, una partitura de un pasodoble y un rollo de música para pianola, los dos relacionados con el vuelo Madrid Manila de 1926.



             Portada y partitura, fabricado en papel con unas medidas de 33,2 cm por 24,8 cm.

Partitura de pasodoble español, dedicado a la hazaña de los capitanes Rafael Martínez Esteve, Eduardo González Gallarza y Joaquín Lóriga Taboada. Impreso en cuatro páginas de doble hoja, portada y contraportada. En portada presenta un dibujo alegórico a la salida de España del Raid. Aparecen los tres Breguet Bre-XIX sobre la figura de tres matronas con los colores nacionales. El dibujo no aparece firmado. La primera página corresponde al pasodoble "Paris Paris!!". Revista en dos actos, "Porcelanas Animadas", Tiempo de Garota. Letra de E. Gomez de Miguel y Amichatis. Música de J. Aulí. Dispone de sello del editor, numerado, a pié de la primera página, (nº 000124). Las siguientes páginas corresponden al pasodoble de portada "De Madrid a Manila", música de Matías Rogel. Las cuatro páginas están numeradas con la cifra 4910. En contraportada presenta una viñeta alusiva a distribución del editor. Color: Beige, rojo, gualda, negro (Descripción de la Biblioteca Virtual de Defensa). Se encuentra depositado en el Museo de Aeronáutica y Astronáutica de Madrid.

El rollo para pianola del pasodoble Madrid-Manila.

Una pieza bastante curiosa y por lo visto difícil de conservar, pues no se encuentra copia en la Biblioteca Nacional de Madrid de dicha obra en este sistema musical. 


Fabricado en USA y comercializado es España a donde llegaron muy escasos ejemplares. (Fotografía procedencia internet).

Tomando como base la partitura original y utilizando una escala y regla se asientan las notas en la cinta de papel y se diseñan las perforaciones. Cada nota se transcribe como una perforación. El proceso es el siguiente: se trazan longitudinalmente líneas equidistantes y paralelas –pautas maestras– tantas como notas tiene el lector o flauta de pan de la pianola, cada nota de la partitura se marca en el papel con una línea de diferentes longitudes que corresponde a la duración de la misma; posteriormente se trazan líneas perpendiculares a las anteriores que indican los compases –espacio comprendido entre dos líneas perpendiculares–, y se subdivide según el tipo de compás. Finalmente se pica, o se “pica solfa”, es decir, se realizan las perforaciones de las notas transcritas y se llevan a cabo las correcciones, obteniendo la matriz que permite realizar las copias La longitud de la cinta perforada oscila entre los cuatro metros de los temas dedicados a la música tradicional o popular, hasta los 26 metros de las obras clásicas completas.

Los primeros rollos de pianola se fabricaron con 58, 65, y 70 notas, aunque el más común en esta primera época fueron los de 65 notas; posteriormente, en Europa se elaboraron con 73, 80 y 82 notas y a partir de 1908 se utilizaron universalmente los rollos estándar de 88 notas. En algunas pianolas se instalaron adaptadores que permiten la “lectura” de los rollos de 65 y 88 notas. Los rollos de 88 notas presentan unos orificios situados en una banda lateral o en las dos bandas laterales, cuya función es la de corregir de forma neumática, en caso de desplazamiento, la posición del rollo en su deslizamiento sobre la “flauta de pan”. La codificación se puede presentar en uno o dos lados formando una línea continua, o formar una línea discontinua: varios orificios agrupados e intervalos sin codificar. La primera codificación realizada directamente por un intérprete se llevó a cabo en Estados Unidos en 1912 para la Compañía G.R.S. Posteriormente Aeolian y luego otras compañías utilizaron este procedimiento.

La incorporación de un sencillo mecanismo, permite que el teclado sea utilizado para registrar y reproducir la interpretación de un músico, es decir, que el intérprete al tiempo que ejecuta la melodía marca directamente las notas en la cinta de papel. Este sistema hace posible que se conserven las interpretaciones de grandes compositores de la época y que puedan ser escuchadas por generaciones posteriores con los matices, articulaciones y variaciones musicales empleadas en la interpretación.



Arriba, rollo para pianola de una pieza musical ya perforada y lista para ser introducida en la pianola (Fotografía Centro de documentación musical de Andalucía). Abajo, el rollo de pianola iba empaquetado en una caja de cartón para su conservación y comercialización (fotografía procedencia internet).

El autor del pasodoble Madrid-Manila.

Nacido en febrero de 1868 en Orihuela. Desde muy niño se impregnó de vocación musical, seguramente por el ambiente musical de la familia, recibiendo sus primeras clases de solfeo por parte de su padre, Mariano Rogel Soriano, y al morir éste, continuó con su tío Federico, el célebre oriolano por el Canto de la Pasión. Como la economía familiar era escasa, compaginó sus estudios musicales con el trabajo de tipógrafo en el diario oriolano La Lectura Popular y como pianista en el café Europeo. Su destino siguiente fue marcharse a Pinoso (Alicante) donde ejercicio como director de orquesta, organista de su iglesia y fundando un cuadro artístico infantil dedicado principalmente a la zarzuela con resultados exitosos. Además de esas labores prosiguió con sus estudios musicales recibiendo clases por correspondencia de los famosos Ruperto Chapí y Tomás Bretón. Con posterioridad, se marchó a Barcelona donde ingresó en la Orquesta Sinfónica; sus actuaciones en El Dorado, El Cómico, El Tívoli, le hacen merecedor de felicitaciones por sus excelentes dotes musicales por parte de los citados zarzuelistas bretones y Chapí. De su regreso de Barcelona practica vida musical a caballo entre Orihuela y Alicante. Fue profesor de violín, lenguaje musical y piano. Su primera zarzuela fue Las robinsonas estrenada en el teatro Cómico de Barcelona en diciembre de 1916 con 25 representaciones, interrumpidas por la Semana Trágica y, posteriormente, 20 representaciones más en Alicante. En el propio Alicante estrenó A la vejez…, bailoteo (teatro Calderón) y Rosa, La casa de huéspedes y Amor Triunfante en el cine Sport. En Orihuela y para Orihuela compuso Monserrratica, ambientada en el popular barrio del Rabaloche y a beneficio de las procesiones de Semana Santa, con libreto de Justo Lafuente, y que fue estrenada en el Novedades. Rogel Monzón conto a la prensa la siguiente anécdota personal ocurrida en Villena cuando se disponía a dar un concierto con un molesto dolor de muelas. El famoso guitarrista Federico Tárrega le preguntó qué iba a interpretar y él contestó “una improvisación en dos tiempos, 1.- Andante doloroso y 2.- Allegro con fuego, que eran, precisamente, los tiempos en los que estaba pasando su dolorida boca. Compuso, además, pasodobles, tangos, fantasías, foxtrop. De sus pasodobles destacan, el dedicado al militar Bermúdez de Castro; el también dedicado al presidente Canalejas y que fue estrenado el 3 de septiembre de 1910 en Puerto Rico; De Madrid a Manila, en homenaje a los heroicos aviadores Estévez, Gallarza y Lóriga, compuesto en 1926; Manolete, Magritas club (peña taurina y hoguera de Alicante); Abd-el Krim (político y militar marroquí; Escudero, político oriolano y que fue gobernador civil de Salamanca durante la II República; etc. De su producción religiosa se conocen gozos a Ntra. Sra. De Monserrate y a Nuestro Padre Jesús. Falleció en Alicante en el año 1937.

 Fuentes:

Biblioteca Virtual de Defensa.

Biografía de  Mariano Rogel Soriano, página de básicos oriolanos:

 https://patronatohistoricoorihuela.es/m%C3%BAsicos-oriolanos

Información sobre los rollos de pianola: 

www.centrodedocumentacionmusicaldeandalucia.es


lunes, 15 de febrero de 2021

LA PEREGRINACIÓN MILITAR INTERNACIONAL.

     Este acto castrense católico comenzó su andadura en 1958, año de la primera peregrinación militar internacional al Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, en Francia, acto único en el mundo, donde militares de 40 países (a medida que van creciendo las convocatorias se va incrementando el número de naciones que envían a sus delegaciones) se reúnen a rezar por la paz en el mundo, militares rezando por la paz, algo que no es incompatible con la profesión de las armas. Organizado por Francia, en 1958 se reunieron unas docenas de militares de Francia, Bélgica, Holanda, Alemania y Suiza que profesaban la religión católica, en un acto simbólico de reconciliación rezaron por la paz juntos para olvidar el dolor de la pasada guerra. A partir de la caída del muro de Berlín y según iban derrumbándose las dictaduras comunistas de los países del este de Europa por la presión de sus propios pueblos, estos militares católicos se fueron incorporando a las peregrinaciones de Lourdes. España desde los primeros años participó en estas peregrinaciones, como país católico oficial.


Fotografía de varios miembros del Ejército del Aire en una de las peregrinaciones, a primeros de los años sesenta del siglo XX. Además de los emblemas o distintivos propios del Ejército del Aire, los cuatro llevan una medalla realizada para esa peregrinación. (Archivo Carlos Bourdon).

Uno de los “atractivos” que estas concentraciones tienen es su emblemología. Ya que cada año se realizaba una chapa, o medalla, cada convocatoria los participantes acudían con su emblema. Los he visto en español, francés e italiano, lo que no he conseguido aun averiguar es si dichas medallas o emblemas se fabricaban en cada país o era Francia la que se encargaba de ello, y una vez llegados a su suelo y al comienzo de los actos, dichas medallas o chapas se repartían entre los asistentes.

Veamos algunos ejemplos de emblemas:






Vemos una serie de emblemas y de medallas de diversos años, desde los años 60 a los años 90 del siglo XX (colección particular).

También existió una ficha con los datos de los que acudirían a dicha peregrinación que cada Ejército se encargaba de realizar y completar con los datos de los participantes. Yo tengo una en mi archivo relacionada con un miembro del Ejército del Aire, pero los había de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil.


Ficha de cartulina azul con los datos que se requerían para la correcta identificación de los asistentes a la peregrinación militar, con fotografía del participante. (Archivo Carlos Bourdon).

El servicio de orden en la PMI.

Por los datos que he conseguido recabar es de reciente creación en el caso de la Policía Aérea, y junto a las fotos que acompañan a este articulo proporcionadas por uno de los participantes en dicha misión, unos pocos P.A. del Ejército del Aire participaron en labores de control accesos y seguridad de los actos junto a policías militares de otros Ejércitos para la PMI de 2008. Desconozco si hubo años anteriores a este 2008 en los que la P.A. participara. 



Arriba, parte de los componentes de la Policía Aérea junto a dos soldados franceses, nuestra bandera iba bien escoltada. Abajo, un P.A. en labores de vigilancia y protección de los actos. (Fotografías David B. Dimas).

El uniforme.

Observando las fotografías de los miembros de la P.A. vemos que el uniforme es el de aeródromo M-X usado a diario en el E.A., los únicos emblemas que no pertenecen a dicha uniformidad y que le dan un aire distinto al diario son un brazalete azul celeste, una chapa de la PMI y una identificación.


Arriba, he realizado una recreación de la camisola de aeródromo M-X con los elementos añadidos de la PMI de ese año. (Colección Carlos Bourdon).

Lo único que no he podido mostrar es el brazalete, según me contaron, dicho brazalete se tuvo que entregar a la finalización de los actos, no así la chapa de la PMI y la identificación.



Arriba y abajo, Fotografías ampliadas o recortadas de otras fotografías, como se puede ver consiste en un brazalete de plástico de color azul celeste con letras negras “PMI LOURDES”, se cierra mediante velcro por detrás y en su parte superior se introduce en la hombrera. (Fotografías David B. Dimas)



Arriba, la chapa PMI de ese año 2008, abajo, la Identificación. (Archivo David B. Dimas)

 

Poco más puedo añadir a este trabajo, una curiosidad en la uniformidad de la P.A que podemos unir a su larga historia de uniformes, unos elementos añadidos que solo se usaron en la ocasión de la PMI de 2008. Agradezco a mi buen amigo David B. Dimas su colaboración con sus comentarios y material para realizar este trabajo.

Fuentes: elaboración propia, Uniforme colección del autor, fotografías y emblemas de David B.


lunes, 1 de febrero de 2021

JEFATURA DE OPERACIONES AÉREAS ESPECIALES Y RECUPERACIÓN DE PERSONAL (JSAOPR).

 La Jefatura de Operaciones Aéreas Esepciales y Recuperación de Personal (a partir de ahora en sus siglas JSAOPR) se creó por Orden de Defensa (DEF 166/2015) de 21 de enero. Está ubicada en la Base Aérea de Torrejón. Bajo dependencia orgánica y operativa del General Jefe del Mando Aéreo de Combate (GJMACOM), la JSAOPR es el órgano de referencia del EA para este tipo de operaciones.


MISIÓN

La JSAOPR es el órgano de referencia del EA para este tipo de operaciones siendo la responsable de preparar, dirigir, coordinar y evaluar los medios humanos y materiales necesarios para llevar a cabo Operaciones Especiales y de Recuperación de Personal de acuerdo con una doctrina militar. Además, es el responsable del empleo de los medios de Búsqueda y Salvamento (SAR) del EA. La sección SAO coordina recursos humanos y materiales para la constitución de una estructura operativa SOATG o SOACCC, en su caso; identifica y establece la formación del personal que se integre en una estructura operativa de Mando Componente de Operaciones Especiales (SOCC); promueve doctrina, tácticas y procedimientos de empleo; y estudia y propone armamento, material y equipo de dotación. 

                        

ALA 35

En la actualidad, uno de los principales objetivos del Ejército del Aire es tener la capacidad de generar y mantener, a nivel nacional, un Grupo de Operaciones Aéreas Especiales (SOA-TUs) entre las que se encuentran la de Ala fija (SOATU-FW), proporcionada por el Ala 35. Esta Unidad tiene, asimismo, el objetivo de adaptar la instrucción y adiestramiento de las tripulaciones a la naturaleza de las Operaciones Aéreas Especiales, basándose en las capacidades tácticas y operativas del sistema de armas T-21 (Repostaje en vuelo, uso de gafas de visión nocturna, equipos de autoprotección, capacidad de operación en campos no preparados, lanzamientos de personal y cargas, interoperabilidad) que hacen de él un medio idóneo para el desempeño de este tipo de misiones y que han proporcionado una dilatada experiencia y excelentes resultados al Ala 35, destacándose sus participaciones en Ejercicios de Operaciones Especiales como el Flintlock-14 y 15 llevados a cabo en Níger y Chad respectivamente.



ALA 48

Encuadrado en el Ala 48, el 803 Escuadrón de ala rotatoria es la unidad de Operaciones Aéreas Especiales SOATU-RW del Ejército del Aire. Además de Operaciones Aéreas Especiales (SAO), tiene asignados los roles de Personnel Recovery (PR) y Aeroevacuaciones Médicas (HME). Para ello dispone de los helicópteros HD-21 Super Puma, que cuentan con capacidad de visión nocturna (GVN), autoprotección activa y pasiva y capacidad ISR a través del FLIR. A estas aeronaves se unirá el nuevo NH90 del Ejército del Air, un GSPA Estándar 2. El adiestramiento de las tripulaciones de este escuadrón comprende variadas aéreas, como pueden ser Fast Rope, tiro de precisión desde helicóptero, lanzamiento paracaidista, inserciones y extracciones nocturnas a baja cota, lo que le acredita para desarrollar múltiples misiones SAO. El 803 escuadrón ha participado en distintos ejercicios SAO específicos (en combinación con EZAPAC y Ala 35) como SIRIO o el SMARA o conjuntos como el FCEX. Una característica remarcada de esta unidad es su carácter expedicionario, como ejemplo, su integración y participación continuada en el destacamento en Afganistán como parte de la misión ISAF.


EZAPAC

El EZAPAC constituye el segmento terrestre de la capacidad de operaciones aéreas especiales del Ejército del Aire, que también cuenta como elementos aéreos las aeronaves de ala fija y de ala rotatoria, cuya principal misión es apoyar las operaciones aéreas, principalmente dirigidas a alcanzar la superioridad aérea, mediante la ejecución de operaciones especiales y sin que sean factores determinantes el lugar o la duración de las mismas. Su singularidad estriba en la capacidad que tiene de ejecutar operación especiales de integración Aire-suelo (SOALI) tipo CAS/TGO, CCT y PR en apoyo, también de las operaciones especiales y/u operaciones convencionales.


Fuentes: artículo realizado por José Ramón Pardo Onrubia, parches colección del autor.


lunes, 25 de enero de 2021

EL SARGENTO DON VICENTE SANZ TOVAR.

 


Fotografía de Sanz Tovar de sargento un día de gala en la AGA. (Archivo Juan Sanz Peñalver).

En base a una fotografía del Sargento Sanz Tovar he montado éste artículo de homenaje a su figura. Don Vicente nació en Alcantud (Cuenca) el 22 de enero de 1924.

El 6 de agosto de 1942 ingresa como soldado voluntario en el Ejército del Aire, quedando de instrucción en la Base Aérea de San Javier.

El 6 de agosto de 1943 asciendo a cabo.

El 10 de abril de 1945 es nombrado cabo interino de aviación. Causa baja en el Grupo de Escuelas de Levante, pasando a la Academia General del Aire, a la 3ª compañía donde presta sus servicios.

El 9 de abril de 1947 asciende a cabo primero.

En septiembre de 1951 se presenta a la Escuela Militar de Paracaidistas para realizar el curso de cazador paracaidista (9º curso), pero no consigue dicho titulo de paracaidista.

En 1952 pasa destinado a la 4ª compañía de tropas, y posteriormente pasa destinado a la Unidad de Policía de Aviación de la A.G.A.

El 24 de enero de 1953 el cabo primero Vicente Sanz Tovar  es nombrado alumno para el curso de ascenso a Sargento en la Escuela de  Suboficiales de Los Alcázares, Murcia.

El 31 de julio de 1953 asciende al grado de Sargento del Arma de Aviación, (escala de Tropas y Servicios), quedando de comisión en la Región Aérea de Levante.

El 31 de septiembre de 1953 pasa destinado a la AGA, a la Plana Mayor de la Academia

En junio de 1956 es destinado a la Sección de la Policía, al ser reorganizada dicha sección de la escuadrilla de defensa, cesando en su destino de Plana Mayor de la AGA.

En agosto de 1956 es nombrado por el comandante jefe del Escuadrón de Tropas como instructor de reclutas.

En 1956 y por orden del comandante jefe del Escuadrón de Tropas es nombrado auxiliar de las Escuelas Regimentales de aspirantes a Cabo. 

En 1957 y por orden del comandante jefe del Escuadrón de Tropas es nombrado instructor de reclutas.

El 19 de septiembre de 1957 y por escrito del comandante jefe del Escuadrón de Tropas es nombrado ayudante de profesor para las Escuelas Regimentales de aspirantes a Cabo.

El 27 de septiembre de 1957 y por escrito del Coronel director de la AGA, causa baja en el Escuadrón de Tropas y es destinado a la Dirección de la AGA.

El 2 de octubre de 1959 pasa destinado a la Escuadrilla de Instrucción.

Posteriormente el Sargento Sanz realizaría diversos cursos, prestaría sus servicios en otros destinos y ascendería a Sargento Primero en 1962, pero eso ya es otra historia…

El uniforme.

Como comentaba más arriba me he basado en una fotografía del Sargento Sanz en un día de gala en la AGA y que amablemente me ha facilitado su hijo y compañero de investigaciones aeronáuticas el Teniente Juan Sanz Peñalver. 


Fotografia de cuerpo entero que se hizo el Sargento Sanz en la AGA durante un acto de gala en la misma academia. Se puede observar claramente el cinturón de charol negro con hebilla troquelada de bronce, los guantes blancos y la daga que solo se usaban (los tres elementos de uniformidad) en los dias señalados como gala.



Arriba, vista frontal del uniforme, abajo vista lateral. El uniforme (M-46) para suboficiales se compone de guerrera, pantalón y gorra de plato en azul aviación, camisa gris con corbata, y zapatos en color negro. La guerrera lleva cuatro bolsillos, dos superiores y dos inferiores con tapas de cartera con botón pequeño dorado para su cierre, hombreras de tela dobles. El cuello cerrado abrochado por corchete. Cinco botones grandes dorados para su cierre. La gorra de plato es un modelo genérico para los suboficiales, sargentos, sargentos primeros y brigadas. En la faja lleva el galón dorado de sargento. Rombo rojo con emblema de la AGA en el pico del cuello.



Arriba, gorra de plato M-46 para sargentos, sargentos primeros, subtenientes y Brigadas, la diferencia con la gorra de los oficiales está en que no llevan galleta, sino el emblema genérico del E.A. bordado en el frontal. El color del círculo del emblema según su arma o cuerpo. Abajo rombo de fieltro de color rojo con emblema de la AGA para cuello.

Bodegón con la gorra de plato, los guantes blancos, cinturón de charol negro y daga para suboficiales en días de gala.

Fuentes: elaboración propia, agradezco a don Juan Sanz Peñalver su amabilidad y colaboración para realizar éste artículo de homenaje a su padre, uniforme y complemento colección Carlos Bourdon.

lunes, 18 de enero de 2021

ENTREGA DE BANDERA AL BATALLÓN 119 DE AVIACIÓN.

 En mi libro titulado “Banderas y banderines de la fuerzas aéreas republicanas, 1931-1939” que publiqué en 2016, recogí la poca información que disponía sobre la entrega de la bandera al batallón de aviación “Esteban Bruno”, en el se puede leer lo siguiente:

 Esteban Bruno Cea ingresó en diciembre de 1921 en el Servicio de Aviación y obtuvo el título de mecánico el 31 de agosto de 1922 licenciándose el 20 de diciembre de 1924. En 1928 reingresó en el Servicio de Aviación siendo ascendido a cabo el mes siguiente, tres meses más tarde ascendió a sargento y a suboficial mecánico el 6 de marzo de 1930. En septiembre de 1932 ingresa en la Escuela Superior de Aerotecnia, siendo uno de los primeros suboficiales que se presenta al examen de admisión aprobándolo. El 18 de julio de 1936 se encontraba realizando el viaje de prácticas en Alemania. Podía considerarse pues que era ingeniero aeronáutico, aunque no le hubiera sido entregado oficialmente el titulo. Se fue a Paris y en unión de Eloy Fernández Navanuel se trasladaron a España en un avión monoespar uniéndose a las fuerzas del Gobierno republicano. El 11 de agosto de 1936 una serie de aviones Breguet XIX fueron destacados al aeródromo de La Alberica en Santander, y Esteban Bruno iba entre ellos junto a Esteban Farreras, pero se vieron obligados a tomar tierra debido a un fallo en el avión en las proximidades de Palencia, que estaba en poder de las fuerzas nacionales siendo capturados y tras un consejo de guerra sumarísimo fueron fusilados el 28 de agosto de 1936. En homenaje a Esteban Bruno un Batallón de Aviación de las Fuerzas del Norte llevó su nombre y ostento una bandera con el nombre igualmente.


Esteban Bruno Cea con uniforme Alfonsino de aviación ya republicanizado (sin coronas reales). (Fotografía AHEA).

Pasado el tiempo colgué en mi blog dicha bandera y gracias a ello se puso en contacto un señor que tras haber leído dicho artículo me ofreció la portada de un periódico de época en la que se hacía referencia a dicha entrega, lo que ha motivado el rehacer el artículo sobre la bandera de aviación de Esteban Bruno. Agradezco al señor C.H.A. su colaboración.

Procedente del periódico El Cantábrico de fecha 25 de mayo de 1937, extraigo la información sobre dicha entrega de bandera.

En la localidad de Torrelavega, una de las ciudades más importantes de la provincia de Cantabria, el domingo día 23 de mayo de 1937 (la noticia de la entrega aparece en el periódico dos días más tarde), se ha realizado la entrega de bandera al batallón número 119 del ejército republicano, que ha sido a un batallón de soldados de aviación (la numeración no significa que existieran a lo largo de la guerra civil 119 batallones de aviación, sino que le correspondió al batallón de aviación ser el número 119, al igual que podría haber sido de milicias o del ejército regular). Diversas autoridades tanto civiles como militares están presentes en el acto, el delegado del Gobierno en Cantabria, Juan Ruiz Olazarán, el comisario de guerra de la zona Antonio Somarriba, el jefe de operaciones, así como los consejeros de cultura y propaganda y el alcalde de Torrelavega, José Maria Rodriguez, ciudad que dona la bandera. La madrina de la entrega es la Srta. Dolores de Navamuel, que tras su “enardecido discurso”  le entregó la bandera al comandante del batallón, Luis Ulierte, que dedico palabras de recuerdo a los miembros caídos del batallón, tras el todos los cargos políticos hablaron en sus discursos de los heroicos soldados de aviación y de sus hechos de armas. Tras los actos protocolarios políticos desfiló el batallón 119 de aviación con su bandera al frente seguidos del escuadrón de caballería “libertad”, cerrando el acto una fiesta de confraternidad y una representación teatral.



Arriba, primera página del diario el Cantábrico correspondiente al día 25 de mayo de 1937, abajo, ampliación de la noticia sobre la entrega con fotografías.

Fotografía del acto, la madrina entrega la bandera a miembros del Batallón 119 de Aviación Esteban Bruno.

                                                   Otra fotografía del acto de entrega.

Bandera de las Fuerzas Aéreas del Norte, Batallón de Aviación Esteban Bruno, tal y como se conserva en el Museo del Aire de Cuatro Vientos en Madrid. Con los colores republicanos, letras bordadas en hilo de oro, cuando deberían de ser de color blanco tal y como estaba estipulado según la Orden de 6 de mayo de 1931 sobre banderas, y como curiosidad, en el centro de la bandera lleva el escudo de España con el emblema de Aviación en su parte superior con estrella roja comunista, cuando lo habitual en banderas de unidades militares era llevar el escudo de España con la corona mural, o con corona de laureles como en algunas banderas de brigadas mixtas. Igualmente las letras deberían de formar círculo o semicírculo alrededor del escudo, no ir en las franjas de los colores. Alrededor de la bandera lleva fleco de hilo de oro.


Caja de madera para transportar la bandera del Batallón 119. Dicha fotografía aparecida en el libro “Atlas ilustrado de la II República española”, Susaeta ediciones, Madrid, sin fecha de publicación, página 221, en dicho pie de foto dice textualmente: “Batallón 109 (sic) caja de madera totalmente labrada donde se guarda la bandera de dicha unidad de la aviación republicana”. Perteneciente a la colección de José Manuel Campesino Bilbao. Ahora puede saber dicho coleccionista que su caja de madera pertenece a la bandera de Estaban Bruno.

Fuentes: elaboración propia.

martes, 5 de enero de 2021

LA POLICÍA DE AVIACIÓN, LA POLICÍA AÉREA.

 


“El pasado año 2014, se conmemoró el 75º aniversario de la creación del Ejército del Aire como Ejército independiente, ya que desde la creación del Servicio de Aviación Militar en los años veinte del siglo pasado, había dependido del Ejército de Tierra. Hace un tiempo a los autores les rondaba por la cabeza el terminar un trabajo que por separado, cada uno, llevaban trabajando en él varios años. El unir las fuerzas significa más recursos y también más posibilidades de acabar con el proyecto”...

Así comienza nuestro segundo libro en el cual hemos trabajado juntos (no será el último, desde luego) y este es el fruto de aquellos años en los que cada uno por separado y después unidos damos a conocer este humilde trabajo, sobre una unidad, la Policía Aérea, que  los autores siempre llevamos en el corazón, uno por haber servido en ella y otro por cercanía. Una recopilación de sus uniformes, emblemas, parches, banderines y distintivos que hemos podido reunir, junto a la poca información  a la que hemos tenido acceso, y que como resultado ha visto la luz en forma de libro, del cual en un futuro no muy lejano, tendrá una continuidad en otro proyecto. Sin duda un trabajo del que ambos nos encontramos orgullosos de ello, aunque siempre queda la duda de si hubiéramos podido ampliarlo, pero en vista de lo que teníamos a nuestro alcance, creímos que era mejor terminarlo.

Queremos igualmente agradecer al por entonces JEMA, General del Aire Francisco Javier Garcia Arnaiz su autorización para poder usar las fotografías que necesitáramos del Archivo del Aire en Villaviciosa, lo cual nos permitió disponer de un amplio fondo fotográfico. Por supuesto al director del AHEA y a Eloy Blanco, de la sala de investigadores. A todos los miembros de las unidades de las bases y acuartelamientos que colaboraron con nosotros, a los veteranos que nos facilitaron fotografías, y al largo etcétera de personas que nos apoyaron, y sobre todo a nuestro querido amigo Juan Antonio Martín, que lleva con orgullo en su brazo ese ovalo azul de letras blancas.

Datos del libro:

Autores: José Ramón Pardo Onrubia y Carlos Bourdon Garcia, Editorial: Visión libros, Año: 2021, ISBN: 9788418516252, Tamaño: 170 x 240 mm, Páginas: 234, a todo color, Idioma: Español, PVP: 19 euros.

Solicitudes a:

https://www.visionnet-libros.com/index.php?route=product/product&product_id=81131&search=policia