sábado, 30 de agosto de 2014

EQUIPO DE VUELO PILOTO DE COMPLEMENTO

Equipo de vuelo usado por los pilotos de la Escuela Elemental de Vuelo de Armilla, en Granada, años sesenta del siglo XX. El equipo consta de gorro y mono de vuelo, gafas, guantes de cuero, botas y cazadora de vuelo.


          Equipo de vuelo de un piloto realizado su curso en la Escuela Elemental de Vuelo

 El gorro de vuelo, una copia de los italianos empleados en la guerra civil pero fabricados posteriormente, serian usados aún durante unos cuantos años. Las gafas de plástico son un modelo fabricado en exclusiva para el Ejército español siendo usadas no solo por Aviación, sino también por unidades como la Legión o las Tropas Nómadas en el Sahara.


            Gorro de vuelo y gafas

El mono de vuelo (O.M. nº 52 de 11 de enero de 1966, BOMA nº 6), más resistente y de color naranja que venía a cubrir las solicitudes realizadas por los tripulantes de las  unidades de cooperación aeronaval y de las unidades que por su cercanía al mar lo venían a su vez reclamando. Este color tan llamativo era de fácil identificación si el piloto debía saltar al mar, agilizando la búsqueda en caso de rescate.


La cazadora de vuelo (BOMA nº 136 de fecha 13 noviembre de 1962) confeccionado en tejido de nylon verde oliva y con forro de color naranja, vino a sustituir a la cazadora de vuelo modelo italiano, aunque se seguiría usando esta última durante un tiempo aun. 


Cazadora de vuelo
Los guantes de vuelo (BOMA nº 54 de fecha 5 de mayo de 1962) en cuero, fueron propuestos por la Comisión de Equipo con objeto de modernizar dicha parte del equipo de vuelo, llevan serigrafiado en plata el emblema de piloto militar.


                                                     Guantes de vuelo en cuero

Las botas (BOMA nº 68, de fecha 8 de junio de 1961), que venían a reemplazar a las pesadas botas de vuelo modelo italiano que se venían usando desde la guerra civil, fueron un gran avance. De corte llamado box-calf y fabricadas totalmente a máquina, de badana de cuero negro, con dos correas y hebillas metálicas para su cierre en el empeine y en la boca de la bota. La suela de goma con tacón y canales cruzados en forma de rombo para evitar deslizamientos así como cinco círculos en forma de ventosa para darle mayor adherencia al suelo.   



                                            Las nuevas botas de piloto

Emblema de la Escuela Elemental de Pilotos ubicada en Armilla, Granada, se llevaba cosido en el mono y en la cazadora de vuelo, una vez que el alumno salía de la Escuela el parche se dejaba de usar.

                                                             Parche de la EEP

Fotograma de la película “No le busques tres pies…” rodada en 1968 y en la que el protagonista pasa por la Escuela Elemental de Pilotos de Granada, aquí le vemos con el mono de vuelo, casco y gafas, por desgracia con no muy buena calidad.



Fotografía de un grupo de pilotos en la EEP de Armilla poco antes de comenzar las clases de vuelo en las avionetas Bücker.


            Fotografía archivo Juan Mari Prieto



Fuente: Elaboración propia, equipo de vuelo colección Carlos Bourdon, fotografía archivo prieto.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias Carlos por tu trabajo.
    Juan Mari Prieto de la XVIII Complemento.

    ResponderEliminar